Proporcionar juguetes saludables

Los juguetes desempeñan un importante papel en la vida infantil, ya que por medio de los juegos el niño se divierte y conoce el mundo que lo rodea. Enseguida jugará con su propio cuerpo y, más adelante, con objetos llamativos y que produzcan sonidos suaves.

Para cumplir su cometido y no resultar peligrosos, los juguetes deben ser:

  • Adecuados a cada edad.
  • En general, sencillos, sin mecanismos complicados que requieran la presencia de los adultos para jugar y que no sean desmontables en pequeñas piezas que puedan tragar.
  • De un tamaño adecuado: los muy grandes son de difícil manejo y los muy pequeños pueden ser peligrosos por la gran tendencia infantil a introducirlos en la boca o en la nariz.
  • Es mejor que sean de materiales lavables, no tóxicos, irrompibles y sin aristas o puntas agudas en las cuales se puedan lastimar.
  • Evitar que jueguen con cualquier objeto del hogar que no sea un juguete.
  • Un excesivo número de juguetes les impedirá disfrutar con ellos. Compartirlos con otros niños les ayudará a socializar.

Cuidar las condiciones en que la familia y, por supuesto, los más pequeños ven la televisión.

  • Es importante que no haya reflejos en la pantalla y situarse a una distancia mínima de 2,5 metros para evitar problemas oculares.
  • En los más pequeños, ver programas violentos o muy ruidosos en el momento de acostarse provocará pesadillas e inquietud nocturna que reducirán las posibilidades de un buen descanso nocturno en tiempo y calidad, tan importante para su crecimiento saludable.
  • Muchas horas de televisión producirán fatiga y tensión nerviosa, e impedirán la práctica de otros juegos y la permanencia al aire libre, mucho más importantes para la salud a estas edades.

Nuestra prioridad, tu garantía
Xunta de Galicia © Xunta de Galicia. Información mantenida y publicada en internet por la Consellería de Sanidade - Servizo Galego de Saúde
Galicia o bo cambio